Según el Índice de Inversión Pyme (IIP), que elabora la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Garantizar, el 38% de las garantías tomadas por pequeñas y medianas empresas se destinaron a inversión real y productiva, en el primer trimestre del año, un dato que habla de estabilidad en este mercado. Según especialistas, se impuso la compra de maquinaria por sobre los grandes proyectos.

 

Este porcentaje está tres puntos porcentuales arriba del promedio de los primeros trimestres de la última década, aunque en el mismo periodo en 2017 logró el récord histórico con el 51%. Las actividades económicas que más solicitaron garantías para invertir fueron: la cría de ganado bovino, el cultivo de cereales; la venta de combustibles para autos; la venta de materiales para la construcción y la venta de supermercados mayoristas; entre otros.

En este sentido, el director de Garantizar, Carlos Pirovano, destacó: “En primer lugar, gracias a nuestros estudios sabemos que en el primer trimestre las inversiones recién arrancan y van a ir creciendo a medida que avanza el año, ya que los proyectos de mediano y largo plazo suelen concretarse en el tercer y cuarto trimestre. Por ejemplo en 2016, el Índice de Inversión Pyme para el primer trimestre se estableció en el 37% y el último trimestre alcanzó un récord histórico del 61%. Por otro lado, venimos de un 2017 con el porcentaje de inversión más alto en la última década, que superó ampliamente las proyecciones que se habían estipulado”.

Durante el primer trimestre, el indicador demostró que casi cuatro de cada diez avales otorgados se volcaron a la economía real del país y en gran parte a la compra de nueva maquinaria, pero sin concretar grandes proyectos. “Observamos que, en los primeros meses del año, se atomizó la inversión real y aumentó el porcentaje de financiamiento destinado a inversiones en capital de trabajo. Además, y pese a la sequía, hay una clara inversión del sector agropecuario, con casi un tercio de las garantías financieras destinadas a la economía real.”, subrayó Pirovano.

Por otro lado, el IIP indica que las actividades económicas que más invirtieron durante la primer parte de 2018 fueron: la cría de ganado bovino, el cultivo de cereales, la venta de combustibles para autos, la venta de materiales para la construcción, la venta de supermercados mayoristas, la elaboración de productos para la construcción, la elaboración de productos alimenticios, los servicios de transporte de pasajeros y los servicios hoteleros, entre otros. Asimismo, las provincias con más garantías financieras destinadas a inversión en términos nominales fueron: Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, Córdoba y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El IIP es un índice trimestral que observa qué porcentaje de los créditos obtenidos con las garantías otorgadas a pequeñas y medianas empresas se destinaron a inversión real productiva de mediano y largo plazo. El estudio se realiza sobre una muestra de 8000 Pymes, distribuidas en los 24 distritos del país y que incluyen a todos los sectores de la economía.