Según nuestro Índice de Inversión Pyme (IIP), en el segundo trimestre del año, el agro superó a la industria a la hora de canalizar inversiones productivas. Durante este período 4 de cada 10 garantías financieras fueron destinadas a la producción.

 

El segundo trimestre del año, del 1° de abril al 30 de junio de 2018, arrojó un índice de 36%, es decir, casi 4 de cada 10 garantías financieras otorgadas durante estos meses fueron destinadas a inversión en la economía real. Si bien este número representa una caída del 12% respecto del récord  alcanzado en 2017, está 3 puntos arriba del promedio del trimestre en los últimos diez años (36 vs 33%).

En este caso, el índice muestra que desde hace ya varios meses el destino de los créditos que solicitan las pequeñas y medianas empresas del país se ha canalizado de manera mayoritaria en el financiamiento de capital de trabajo.

Asimismo, se puede observar que mientras que la inversión productiva en el sector industrial cayó 12% , en el sector agropecuario sigue la tendencia de repunte y pasó del 18 al 24%.

En este sentido, el director de Garantizar, Carlos Pirovano, destacó: “En este segundo trimestre cabe destacar que la inversión productiva de las Pymes se sostiene en el promedio de los últimos 10 años. Cualitativamente es interesante ver cómo continúa afianzándose la tendencia a la suba de inversiones de las Pymes del sector agropecuario, que demuestran ser un sector pujante y productivo.”

“En cuanto a las turbulencias económicas del segundo trimestre, sobre todo en mayo y junio, creemos que sí afectan al proceso de toma de decisiones de las Pymes. Sin embargo, también es cierto que frente a este escenario, las herramientas financieras brindadas por Garantizar son de enorme utilidad para el sector empresario, algo que se ve reflejado en el crecimiento sostenido de los avales otorgados”, agregó Pirovano.

Por otro lado, el IIP indica que las actividades económicas que resaltan principalmente en este segundo trimestre son: el cultivo de soja, el cultivo de otros cereales, la cría de ganado bovino, la producción de leche, los servicios relacionados al agro, la venta de combustible al por menor, la venta de plaguicidas, la fabricación de papel y cartón, el servicio del transporte automotor de cargas, los servicios inmobiliarios por cuenta propia, los servicios relacionados a la salud humana y los servicios de fast food, entre otros.

El IIP es un índice trimestral que observa qué porcentaje de los créditos obtenidos con las garantías otorgadas a pequeñas y medianas empresas se destinaron a inversión real productiva de mediano y largo plazo. El estudio se realiza sobre una muestra de 8000 Pymes, distribuidas en los 24 distritos del país y que incluyen a todos los sectores de la economía.